Futbol Quisqueyano

Portugal sobrevive a la ausencia de CR y Éder los encumbra en la Euro

PARÍS (Sebastián Martínez Christensen, ESPN Digital) — Cuando comenzó la Eurocopa, pocos imaginaban este desenlace.

Cuando al minuto 18, Cristiano Ronaldo lloraba porque ya sabía que la rodilla no lo iba a dejar continuar, menos todavía.

Pero al igual que los lusos sufrieron a manos de Grecia en el torneo continental del 2004, hoy le tocó a Portugal casarse con la inmortalidad.

Con un gol agónico de Eder en el minuto 109, el segundo más tardío en la historia del campeonato, Portugal se coronó campeón y ganó el primer título en la historia de su nación.

El fútbol no fue el más vistoso, pero el técnico Fernando Santos tocó todas las piezas indicadas, y la estrella no se la quita nadie.

No fue sencilla la final para los lusos, que sufrieron de principio a fin convirtiendo al arquero Rui Patricio en figura.

Es cierto que Francia tuvo una carencia de ideas alarmante, en gran parte con mucho mérito de Portugal, que a lo largo de todo el torneo a excepción del partido con Hungría, mostró una gran solidez defensiva.

Tras la lesión de Ronaldo, que parecía clavar el último clavo en el ataúd para los lusos, Portugal se replegó aún más atrás.

Francia empujaba sin mucho criterio, y a medida que avanzaban los minutos como suele suceder en las finales, el miedo a perder fue más grande que el deseo de lastimar el arco rival.

La más clara de Francia estuvo en los pies de André-Pierre Gignac, quien tuvo la oportunidad de convertirse en inmortal cuando en el último minuto del tiempo reglamentario sacó a pasear a Pepe, sólo para que luego su disparo se estrellara contra el palo.

Y así nos fuimos al tiempo extra, la tercera ocasión en la cual Portugal tuvo que jugar 120 minutos en este campeonato.

En el suplementario, Francia no mostró absolutamente nada, y Portugal lentamente se fue dando cuenta que tenía la posibilidad de hasta ganarlo sin tener que esperar a los penales.

La única llegada en los primeros 15 minutos extra fue el cabezazo de Eder, que contuvo Hugo Lloris.

Los lusos empezaron a adelantarse unos metros en el campo, y se quedaron con el grito atragantado cuando Guerreiro estrelló un tiro libre en el travesaño.

Aunque no tuvieron que esperar mucho para desatar la algarabía que se las había negado minutos antes.

Eder encaró de izquierda a derecha, aprovechó la pasividad de Umtiti que nunca cerró, y clavó du derechazo abajo al lado del palo derecho de Lloris.

Acababa de anotar el gol más importante de su carrera, y corrió prácticamente todo el campo en el festejo hasta ahogarse en una montonera de compañeros, que incluyó suplentes y grupo de entrenadores.

Eurocopa

En el fondo venía Ronaldo, cojeando con una venda en su rodilla producto de una lesión que no lució bien.

Sus manos estaban en su rostro, las lágrimas caían en su mejilla, y no era para menos.

Contra todo pronóstico, su país acababa de lograr lo impensado. Con una identidad clara desde el comienzo del torneo, Portugal es un merecido campeón.

Porque más allá de que pueda haber aprovechado favorable, y que no haya desplegado el fútbol más agradable a los ojos, siempre supo contrarrestar las fortalezas de los rivales, y cuando más importó no se achicó ante la situación.

En la previa nos preguntábamos si esta podía ser la última oportunidad de los lusos, teniendo en cuenta que Ronaldo ya está del otro lado de los 30.

No hay que hacerse más esa pregunta.

Portugal es campeón de Europa, y este título será recordado por siempre en el país luso.

– Ficha técnica:

1 – Portugal: Rui Patricio; Cédric, Fonte, Pepe, Guerreiro; Joao Mario, Willian Carvalho, Renato (Éder, m.79), Adrien Silva (Moutinho, m.66); Nani, Ronaldo (Quaresma, m.25).

0 – Francia: Llorís; Sagna, Koscielny, Umtiti, Evra; Matuidi, Pogba; Sissoko (Martial, m.110), Griezmann, Payet (Coman, m.58); Giroud (Guignac, m.78).

Gol,m.109: Éder.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply